martes, 28 de septiembre de 2010

FAR AWAY PROJECT

Cuando lo primero que se empieza a extrañar son las mañanas es porque uno realmente esta jodido. Nunca me toco clavar y ahora quiero destruir esta pared, estacarla con los rosotros de primos que son mis hermanos. Quiero que me planchen una lata de cerveza y que me la envíen por correo para hacerle en retablo o ponerle una maria luisa. Necesito cada media, la campanada del edificio que tiene al frente una plaza. Necesito la plaza y un boli.

Me vine por quince días y me quede diez años y aun necesito la fritanga con mayonesa. El pan con crema, el fresco de crema. Las cremitas. Me encantaría tener unas sandalias de ese hule que aquí no se consigue. De ese hule que chima, que ampolla grande, que quema el color que aun tengo bien puesto.

6 comentarios:

Editorial Germinal dijo...

Mae, que jarcor lo de las mañanas, me llegó.

Beatrice dijo...

Cómo me gusta leerte. Beso.

Maria M. dijo...

Juancho: aun escribo para el lo que te tengo que dar.... espero que cuando l termine-me-decida aun estes interesado :%)

Bea Bea te extraño!!! avisame cuando nos vemos, que hacemos, donde nos enfiestamos!

Marga dijo...

Me gusta me gusta me gusta

Anna Matteucci Wo Ching dijo...

eso my merry

M. Chavarría dijo...

Ah María. :)